Inicio
Domingo 31 de octube de 2010
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 31 Oct 2010:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 31 de octube de 2010
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

Crónica del proceso de profesionalización del periodista boliviano (Parte II)

•  Por: Eloy Cordero Márquez - Periodista


Ex Presidenta de Bolivia, Lidya Gueiler Tejada
I.- Breves apuntes históricos sobre el origen y práctica del periodismo en el territorio del Alto Perú, la Colonia y la República.

II.- Breves apuntes sobre la legislación de Prensa hasta la aprobación de la Ley de Imprenta de 19 de enero de 1925.

III.- Proceso de Profesionalización del Periodista Boliviano. Primera y Segunda etapas.



Corría el año 1979, y por determinación del Congreso de la República surgió el gobierno constitucional presidido por Doña Lydia Gueiler Tejada. Consiguientemente, las organizaciones profesionales y sindicales de los periodistas vieron la necesidad de encarar la indicada segunda etapa del proceso de profesionalización, para lo cual se tomaron contactos con autoridades de los poderes Legislativo y Ejecutivo con el objeto de tratar ese tema. Una vez culminados esos contactos, se procedió a nombrar las comisiones, por parte del gremio, para elaborar los respectivos documentos y anteproyectos de ley, resoluciones supremas y decretos para ponerlos a consideración del Poder Legislativo, primero, luego a conocimiento del Poder Ejecutivo.

La primera instancia que consideró y debatió acerca de la posibilidad de hacerlos viables constitucionalmente fue la Cámara de Diputados, instancia de la que surgió el Anteproyecto de Ley de Profesionalización de Periodista, instrumento que, una vez aprobado, fue elevado en revisión ante Senado Nacional, instancia en la cual también fue debatido y, como resultado, sancionado como Ley de la República signada con el número 494 de 18 de diciembre de 1979.

Una vez sancionada la indicada Ley por el Poder Legislativo esta paso a consideración del Poder Ejecutivo para su respectiva promulgación, hecho que se llevó a cabo el 29 de diciembre de 1979. Para la ocasión de la promulgación de la Ley de Profesionalización del Periodista Boliviano, la Presidenta Constitucional interina de la República, Doña Lydia Gueiler Tejada, mediante sus ministros de Informaciones, periodista Oscar Peña Franco, y de Educación, Dr. Carlos Antonio Carrasco, invitó a los dirigentes de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia y de la Asociación de Periodistas de La Paz, entidades gestoras, a una ceremonia que se realizó en el despacho presidencial de Palacio de Gobierno. En la oportunidad también estuvieron presentes varios ministros de Estado. La Presidenta Gueiler Tejada entregó a los dirigentes del gremio de periodistas la indicada Ley. Ese momento fue igual o más emotivo que el que se dio cuando se sancionó la Ley en el Senado Nacional.

De esa manera se logró una conquista, la más cara, para el futuro del periodista y del periodismo boliviano, cuyo significado se engrandece más aún por provenir de un gobierno constitucional y democrático.

La Federación Nacional de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, mediante su Boletín Nro. Cinco, editado en diciembre de 1979, en una nota, bajo el título Cronología de una conquista, señala varios aspectos referidos al proceso de profesionalización del periodista, reiterando algunos antecedentes acerca de la primera etapa, y dando a conocer otros, referidos a lo logrado en la segunda etapa. El aludido boletín de la Federación, textualmente, señala: "En cumplimiento del Estatuto de Profesionalización y demás disposiciones dictadas después de 1972 (10 de mayo), se otorgó títulos a quienes cumplieron 10 años de servicio en la actividad periodística, Aquel estatuto fijó como fecha tope para la profesionalización, con carácter excepcional, el 31 de diciembre de 1975. Hasta esa fecha fueron calificados los expedientes de unos 120 postulantes a exámenes de tesis para optar el título de periodista profesional. No pudo agilizarse la instrumentación por cuanto el gobierno de entonces canceló la vigencia de las organizaciones sindicales y no existía, en los hechos, una de las entidades gestoras (Federación de Trabajadores de la Prensa). Se aprobó el Reglamento de Tesis en diciembre de 1976; o sea un año después de la fecha de expiración de la profesionalización (31 de diciembre de 1976). No obstante, tres postulantes lograron rendir y aprobar sus exámenes de tesis. El Tribunal de Tesis trató de complementar el Estatuto, con la presentación de un Proyecto de Decreto mediante el cual se habría permitido (de haber sido aprobado) la ampliación del término para los exámenes de tesis hasta el 31 de diciembre de 1978. El proyecto se extravió en Palacio de Gobierno. En vista de esos acontecimientos, quedó paralizado todo el procedimiento para continuar con la profesionalización, y no hubo otro intento para reactivar el propósito de elaborar los proyectos legales correspondientes. El Congreso de los trabajadores de la prensa, de abril de 1978, aprobó recomendaciones para que se otorgara prioridad a este aspecto. En julio de ese mismo año y luego de un análisis integral de todas las disposiciones dictadas sobre la profesionalización a cargo de la Secretaría General de la F.T.P.B. se convocó a una Conferencia Nacional de dirigentes.

La conferencia se realizó en la primera quincena de octubre de dicho año (1978), oportunidad en la que se aprobaron sugerencias y recomendaciones para elaborar los instrumentos legales que hagan viables la continuación del proceso de profesionalización. Como primera medida se buscó la coordinación con la otra entidad gestora de la profesionalización, como fue la Asociación de Periodistas, empero, la desafortunada y negativa actitud de su máximo dirigente de entonces (Postigo), evitó todo entendimiento y la consiguiente demora en la consideración del proyecto.

En enero de 1979, se consiguió por fin realizar una reunión conjunta en la que se determinó cancelar o marginar toda posibilidad de proseguir la profesionalización en base al anterior Estatuto, y se resolvió presentar nuevos proyectos jurídicos. No se llegó a elaborar dichos documentos no obstante los repetidos planteamientos por parte de los representantes de los sindicatos del interior. Existió el compromiso formal del anterior Secretario Ejecutivo de la F.T.P.B. presentar el anteproyecto hasta el 15 de julio de 1979, hecho que tampoco pudo cumplirse. El 26 de noviembre de 1979, fecha en la que oficialmente se hizo cargo de la Secretaría Ejecutiva el c. Arturo Gandarillas, comenzó a reactualizarse el proyecto de profesionalización. Pocos días después (30 de noviembre), presentó a consideración de la F.T. P.B. los anteproyectos de ley de profesionalización y del reglamento respectivo. Se declaró sesión permanente para analizar esos documentos en su integridad. Fueron invitados los dirigentes de la Asociación de Periodistas (de La Paz) para la revisión de dichos documentos.

Entre tanto, el Sindicato de Santa Cruz proponía una conferencia Nacional de dirigentes para tratar el asunto de la profesionalización. No prosperó esta intención por cuanto el caso se encontraba en plena e intensa consideración por parte del Ejecutivo. Por su parte, el diputado suplente, José María Centellas, hizo conocer otro proyecto para la creación de un Colegio de Periodistas de Bolivia, hecho que fue rechazado por no responder a la realidad, a necesidades e intereses de los trabajadores de la prensa del país.

El 14 de diciembre se tomó contacto con el diputado Alcides Alvarado, quien ofreció todo su concurso para actualizar el Anteproyecto de la Ley de Profesionalización. Aquel parlamentario estudió toda la documentación --incluyendo el Estatuto de 1972 y disposiciones concordantes--, y el 17 de diciembre, en reunión conjunta, presentó un primer borrador de Anteproyecto con modificaciones. En horas de la tarde de ese mismo día se realizó la reunión plenaria de la F. T. P. B. en uno de los salones del Palacio Legislativo, donde se analizó el "borrador en limpio" del Anteproyecto. Luego de ser aprobado y pasado en limpio, fue firmado por 10 diputados presentantes del Anteproyecto.

La presentación del Anteproyecto se realizó a horas 19 y 30 del día 17 de diciembre (1979); habiendo sido discutido fue aprobado en grande. Cuando se procedía a aprobar en detalle, estando en el artículo tercero, se suspendió la sesión por falta de quórum (horas 22 y 35). El martes 18 de diciembre, la Cámara Baja retomó la consideración del Anteproyecto a partir de las 17 y 45 horas, fue discutido hasta las 19 y 50, hora en que quedó aprobado todo el documento.

En el Senado.- A las 18 horas del día 19 de diciembre (1979), el secretario del Senado dio lectura al Proyecto de Ley aprobado en Diputados. El presidente de la Cámara Alta, Leónidas Sánchez, dispuso que el documento pasara a la comisión respectiva. Fue entonces cuando varios senadores plantearon la dispensación de trámites, lo que permitió que ese mismo día sea aprobada en grande. Al día siguiente se cumplieron, conjuntamente, las estaciones de detalle y revisión, produciéndose la aprobación final por unanimidad.

El presidente de esa sesión camaral, Oscar Zamora, así como el honorable Félix Vargas Lucero (exponente del proyecto en la Cámara Alta) y otros senadores tuvieron palabras de elogio para una Ley que jugará un papel decisivo en la dignificación y categorización del periodismo en Bolivia. Los dirigentes y trabajadores de la prensa que se hallaban en la barra saludaron de pie la aprobación de la Ley. De esa manera se cumplía el principal objetivo que se propuso la F.T.P.B. en la presente gestión".

En el mismo boletín de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia se inserta un recuadro, bajo el título Reconocimiento a la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), con el siguiente tenor:"El Comité Ejecutivo de la FTPB desea, en esta oportunidad, expresar su más sentido reconocimiento a los dirigentes de la Asociación de Periodistas de La Paz y a la institución en su conjunto, por haberse constituido en verdaderos impulsores y promotores de la profesionalización del periodista, junto a la Federación. En efecto, después de varios años de constante gestión, lograron la aprobación del Estatuto de Profesionalización de 19 de mayo de 1972. La primera parte del proceso se cumplió con el otorgamiento de títulos a quienes cumplieron 10 años de servicio en la actividad periodística. Ahora que la Federación asume esta nueva responsabilidad, de continuar intensivamente el proceso de profesionalización, desea mantener los vínculos más estrechos con la Asociación, a la que los periodistas y trabajadores de la Prensa del país le deben el arranque mismo de la profesionalización".

Otra versión periodística.- El matutino Hoy, en fecha 12 de mayo de 1985, publicó una nota firmada por los periodistas Erick Torrico e Iván Miranda acerca de una entrevista realizada al periodista Arturo Gandarillas, que en l979 desempeñaba la Secretaría Ejecutiva de la FTPB. La nota, bajo el título El Periodismo en Bolivia, una profesión, señala textualmente: "La aprobación en detalle (de la Ley de Profesionalización del Periodistas) tuvo lugar a horas 22 del 23 de diciembre, o sea como una de las últimas actividades de la Cámara (de Senadores), antes de ingresar al receso de fin de año". La nota prosigue indicando que "fue notable en aquella oportunidad el momento en que por unanimidad se hacía tal aprobación, y cuando el presidente de la Cámara (de Senadores), Walter Guevara Arce, invitó a todos los senadores a ponerse de píe, diciendo: ‘Este es el homenaje más justo del Parlamento a la sacrificada labor del periodista; y a manera de saludo y regalo de Navidad aprobamos esta Ley por la que, por primera vez, se reconoce en Bolivia a esta profesión legalmente y como parte del resto de las profesiones admitidas por el Estado". Damos evidencia acerca de los señalado por esa nota periodística, basada en la entrevista realizada al periodista Arturo Gandarillas por parte de los periodistas Erick Torrico e Iván Miranda.

Una vez aprobada la Ley de Profesionalización del Periodista correspondía su implementación. Para tal efecto, el Ministro de Educación y Cultura, entonces el Dr. Carlos Antonio Carrasco, expidió la resolución ministerial que disponía la creación de una comisión mixta a cuyo cargo debería estar la elaboración del proyecto de Estatuto Orgánico del Periodista y proyecto de reglamentación de la indicada Ley.

La señalada comisión mixta, según disponía la resolución ministerial, debía estar conformada por dos representantes del Ministerio de Educación y Cultura, dos representantes de la Universidad Boliviana, dos representantes de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, y dos representantes de la Asociación de Periodista de La Paz. Por determinación de las indicadas instituciones, la comisión mixta, en definitiva, estaba conformada por las siguientes personas: abogados Susana Saavedra y Orlando Capriles Villazón por el Ministerio de Educación y Cultura; abogado Ramón Vera Otazú por la Universidad Boliviana; periodistas Arturo Gandarillas y Fernando Ludueña por la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa, periodistas Roberto Cuevas Ramírez y Eloy Cordero Márquez por la Asociación de Periodistas de La Paz.

Pero ocurrió que antes de que la indicada comisión mixta entre en funciones, la FTPB convocó a una Conferencia Nacional de dirigentes del gremio, encuentro que se llevó a cabo en la ciudad de La Paz en febrero de 1980, oportunidad en la que el Comité Ejecutivo de la Federación informó acerca de todas las gestiones cumplidas para la aprobación de la Ley de Profesionalización. La Conferencia determinó que sea el Comité Ejecutivo el encargado de elaborar los anteproyectos de Estatuto Orgánico del Periodista y reglamento de profesionalización. Una vez elaborados los indicados documentos, la Federación convocó al V Congreso de la F.T.P.B., evento que se llevó a cabo en la ciudad de Santa Cruz, en abril de 1980. Ese Congreso aprobó los anteproyectos y recomendó su pronta tramitación, hasta lograr su aprobación por parte del Poder Ejecutivo. En ese Congreso también fue reelegido como Secretario Ejecutivo el periodista Arturo Gandarillas "en mérito a la labor desplegada hasta entonces", particularmente en cuanto a la aprobación de la Ley de Profesionalización.

Pasado el congreso de Santa Cruz, la Federación realizó las gestiones correspondientes para que la comisión mixta: Ministerio de Educación, Universidad Boliviana, FTPB y APLP, considerara los anteproyectos de Estatuto Orgánico, Reglamentos de Profesionalización y de Tesis.

Al promediar el mes de mayo de 1980 la Comisión Mixta comenzó su trabajo mediante reuniones de dos veces por semana. Dada la complejidad e importancia de los documentos, y la necesidad de aunar criterios o, por lo menos, crear consenso para la aprobación de cada uno de los capítulos de tales anteproyectos, las deliberaciones fueron bastante prolongadas.

Llegó el mes de julio y la Comisión Mixta proseguía con su trabajo. La última reunión que realizó fue dos días antes del cruento golpe militar encabezado por el general Luis García Meza y coronel Luis Arce Gómez, con las consecuencias que el pueblo conoce. Sin embargo, pasados unos meses, el país retornaba lentamente, pero con paso seguro al camino de la democracia por decisión inquebrantable de las clases media y popular, período en que los trabajadores de la prensa, desde las trincheras de las mesas de redacción de periódicos y radioemisoras, jugaron roles valerosos y determinantes en pos de la consolidación del proceso democrático.

A medida que el proceso democrático se encaminaba a su consolidación, los periodistas retomaban su proceso de profesionalización. Dentro de este contexto el Comité Ejecutivo de la FTPB, convocó al VI Congreso Extraordinario del gremio. Este evento sindical se realizó en la ciudad de Potosí, en septiembre de 1982. Durante esa reunión sindical nuevamente fueron puestos en consideración los documentos referidos a la profesionalización del periodista, oportunidad en la que fueron reformulados y enriquecidos algunos de sus artículos.

Para entonces la Asociación de Periodistas de La Paz había procedido a la renovación de su directorio, resultando presidente el periodista Víctor Toro Cárdenas, colaborado por un selecto grupo de periodistas; entre estos Mario Ríos Castelú, Carlos Arze Castedo, René López Murillo, Ramiro Cisneros, Juan León Cornejo, Eloy Cordero Marquez, Roberto Cuevas Ramírez y otros.

Si bien en la primera etapa del proceso de profesionalización del periodista la FTPB jugó un papel importante junto a la APLP, en la concreción del objetivo de profesionalización del periodista a partir de 1972, en la retoma de ese proceso, en su segunda etapa, desde 1982, la Asociación de Periodistas de La Paz jugó un rol estelar. Inmediatamente, esta institución, al retomar el proceso de profesionalización movilizó sus cuadros directivos y conformó una comisión encargada de analizar todo lo que se tenía hasta ese momento, desde lo actuado en 1972 hasta 1982. La comisión de la Asociación procedió a analizar toda la documentación existente, incluyendo las disposiciones gubernamentales del régimen dictatorial del general Banzer Suarez, así como los anteproyectos y otros documentos planteados y debatidos durante los congresos de Oruro, Santa Cruz, y Potosí. La Comisión estuvo integrada por los periodistas Ramiro Cisneros, Roberto Cuevas y Eloy Cordero.

Apoyados en una resolución emanada del Congreso de la FTPB realizado en Potosí, mediante la que se otorgaba plenas facultades a las entidades gestoras: F. TPB y APLP, esta última, mediante su comisión, procedió a la elaboración de un otro proyecto, más actualizado y de acuerdo con las necesidades de un mayor futuro y, más que todo, realista, pero sin desmerecer todo lo que se había hecho anteriormente, más al contrario, tomando en cuenta todo cuanto podía utilizarse.

Una vez elaborados los nuevos anteproyectos se convocó a la Federación, entonces dirigida por el Periodista Antonio Miranda, para que designara a los nuevos miembros de la comisión de la Federación, para que junto con la comisión de la Asociación pasaran a formar parte de la Comisión Mixta conformada por representantes del Ministerio de Educación, Universidad Boliviana, Federación de Trabajadores de la Prensa y Asociación de Periodistas de La Paz.

Fue insistente el pedido de la Federación y de la Asociación, como organizaciones gestoras del Proceso de Profesionalización del Periodista, en su segunda etapa, que tanto el Ministerio de Educación como la Universidad Boliviana nominaran a sus representantes para completar la Comisión Mixta. La Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia y la Asociación de Periodistas de La Paz nombraron sus delegados en las personas de los siguientes Periodistas: FTPB, Antonio Miranda y Carlos Quiroga; APLP periodistas Roberto Cuevas y Eloy Cordero. Esta Comisión fue posesionada en ceremonia especial realizada en la sede social del Sindicato de Trabajadores de la Prensa de La Paz, el 10 de mayo de 1983, en ocasión del Día del Periodista.

Luego la Comisión Mixta comenzó su trabajo. En varias oportunidades se tuvo que lamentar la ausencia de los delegados de la Federación, Pero finalmente se continuó mediante un decidido trabajo, en sesiones de dos veces por semana con el objetivo de encarar, en el tiempo más breve posible, la redacción de los anteproyectos de Estatuto Orgánico del Periodista y Reglamento de Profesionalización, no así el de tesis.

Una vez concluida la redacción y aprobación de los respectivos anteproyectos por parte de la Comisión Mixta, la Federación convocó a un otro Congreso Extraordinario para hacer conocer los respectivos anteproyectos y para tratar otros asuntos relacionados con la problemática sindical del gremio. El indicado Congreso se llevó a cabo en la ciudad de Cochabamba, en noviembre de 1983. En esa ocasión, cuando el periodista Antonio Miranda prestaba informe de su gestión hasta entonces, particularmente en lo referido al Proceso de Profesionalización, destacó la "valiosa y tesonera labor" que desplegó la Asociación de Periodistas de La Paz en la elaboración de los anteproyectos de Estatuto Orgánico del Periodista así como del Reglamente de profesionalización. La sesión plenaria del señalado Congreso Extraordinario de la Federación emitió una resolución especial expresando su reconocimiento a la Asociación de Periodistas de La Paz por su decidida participación en el proceso de profesionalización, y aprobó por unanimidad los anteproyectos de Estatuto Orgánico del Periodista y del Reglamente de Profesionalización.

Una vez pasado el indicado Congreso Extraordinario de la Federación, se procedió a la presentación de esos anteproyectos a consideración de Poder Ejecutivo, esta vez presidido por el Dr. Hernán Siles Zuazo, ya en plena etapa constitucional y democrática. De esa manera se estaba dando cumplimiento a lo determinado por la Ley de Profesionalización número. 494 promulgada por el gobierno constitucional presidido interinamente por Doña Lydia Gueiler Tejada, el 29 de diciembre de 1979.

Sin embargo, los ministerios de Estado, en su actitud burocrática de siempre, tardaron varios meses en considerar y finalmente aprobar los anteproyectos elaborados con tanta premura y dedicación. Del Ministerio de Educación pasaban al Ministerio de Planeamiento y Coordinación, de este volvían al Ministerio de Educación, y de ahí recién a Palacio de Gobierno. Los periodistas encargados de esas gestiones tenían que peregrinar afanosamente de un ministerio a otro, más aún, cumplir con el deseo de los interesados, de culminar con la entrega final de los instrumentos gubernamentales legales en ocasión del Día del Periodista. Finalmente, el 10 de mayo de 1984, el Presidente de la República, Dr. Hernán Siles Zuazo entregó el Decreto Supremo 20225 de 9 de mayo de l984, y la Resolución Suprema 19043 de la misma fecha, instrumentos legales que aprobaban definitivamente el Estatuto Orgánico del Periodista y el Reglamento de Profesionalización, respectivamente. Con el objeto de celebrar la entrega de esos instrumentos legales la Asociación de Periodistas de La Paz programo y realizó una sesión de honor, seguida de una recepción social, en su sede vacacional de la localidad cercana de Mallasa.

Días más tarde, entre el 31 de mayo y 1 de junio de 1984 se realizó en la ciudad de La Paz el VI Congreso Extraordinario de la FTPB. Esta asamblea de dirigentes nacionales del gremio tomo conocimiento de los instrumentos legales aprobados por el Gobierno y entregados el 10 de mayo, y emitió una resolución bajo los siguientes conceptos: "El Sexto Congreso Extraordinario de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia deja constancia de su testimonio de gratitud a la Asociación de Periodistas de La Paz, cuyo directorio y socios de la misma, no solo han coadyuvado efectiva y directamente en la elaboración de estos trascendentales documentos, sino que, además, se han constituido en puntales y responsables de tal tarea que beneficia a la profesión y garantiza a la República el ejercicio de la misma, con la ecuanimidad, veracidad, valentía y responsabilidad que se exige del hombre de prensa".

A partir de entonces quedaba la tarea de aplicar el Reglamente de Profesionalización del Periodista. Con ese objeto la FTPB y la APLP, en su calidad de entidades gestoras de la profesionalización, designaron una Comisión Calificadora de Expedientes de los periodistas que postularían a la obtención del título de Periodista en Provisión Nacional. Esta situación beneficiaría a todos los ciudadanos bolivianos que estuvieran ejerciendo empíricamente y por vocación de servicio el periodismo hasta el 31 de diciembre de 1980.

Los miembros de la indicada Comisión, por determinación de las dos entidades gestoras, quedó constituida por los siguientes periodistas: por la Federación, Roy Bazán y Freddy Morales (posteriormente Morales fue reemplazado por el periodista Eduardo Ascarrunz), y en calidad de asesor fue designado el periodista Arturo Gandarillas. Por la Asociación fueron designados los periodistas Ramiro Cisneros y Eloy Cordero, y en calidad de asesor el periodista Roberto Cuevas. Esta comisión trabajó intensamente en el conocimiento y calificación de alrededor 200 expedientes, de entre los cuales fueron aprobados, en una primera instancia, 59. Cabe destacar que los expedientes provenían de todos los distritos del país. Como no podía ser de otra manera, los títulos profesionales de los ciudadanos, cuyos expedientes fueron aprobados oportunamente, fueron entregados por el Presidente Constitucional de la República Dr. Hernán Siles Zuazo el 10 de mayo de 1985 durante un acto académico realizado en el Salón de Honor de la Asociación de Periodistas de La Paz.

Si bien se han denominado primera y segunda etapas de la profesionalización del periodista a las gestiones realizadas entre 1972 a 1976, y 1979 a 1985, respectivamente, el objetivo central de los dirigentes de las entidades gestoras era culminar todo el proceso de profesionalización en el transcurso de 1987, puesto que surgieron una serie de problemas que era pertinente atender y resolver, para lo que se vio la necesidad de encarar, lo que podría llamarse una fase adicional, tal vez la más complicada, puesto que se trataba de considerar expedientes con demasiados problemas, entre estos, la falta de títulos de bachiller y otros documentos con los que no contaba un importante número de postulantes, y que eran requeridos obligatoriamente en cumplimiento del Reglamento de Profesionalización. Por tanto, la Federación de Trabajadores de la Prensa, así como la Asociación de Periodistas, para el cumplimiento de esa fase adicional, tramitaron ante las autoridades del Ministerio de Educación la conformación de otra comisión con el fin de resolver tales problemas y, una vez resueltos estos, proceder con la aprobación de los expedientes pendientes. La indicada comisión, cuyos nombres correspondía proponer a las entidades gestoras, quedo constituida de la siguiente manera: Por la Federación, los periodistas Andrés Soliz Rada, Arturo Martínez, Sandra Aliaga y Marcelo Royo. Por la Asociación, Roberto Cuevas, Guido Pizarroso y Eloy Cordero. Esta comisión fue nombrada y aprobada mediante Resolución Ministerial Nro. 1207 de 8 de septiembre de 1986, suscrita por el Ministro de Educación y Cultura Dr. Enrique Ipiña Melgar. La comisión trabajó, como correspondía, ayudando a los postulantes restantes a que lograsen la consecución de los documentos que les faltaba y, lo más importante, tramitar ante el Ministerio de Educación un curso de excepción acelerado de un año calendario de vigencia, destinado a los periodistas que no contaban con el título de bachiller. Para el objeto, el Ministerio de Educación nominó un equipo de maestros especializados en la enseñanza de personas adultas, curso que culminó en el tiempo previsto. De esa manera se logró la culminación del proceso de profesionalización del periodista con la entrega de los títulos correspondientes a todos los ciudadanos que ejercieron esa noble profesión más por vocación de servicio que por cualquier otro interés. El acto de entrega de los respectivos títulos, en provisión nacional, se realizó a fines del año de 1987 en ceremonia especial a la que fueron invitadas autoridades del Ministerio de Educación, y la presencia de dirigentes de las entidades gestoras, familiares y otros invitados especiales.

Finalmente, en cumplimiento de la Ley de Profesionalización del Periodista 494 de 29 de diciembre de 1979, como del Estatuto Orgánico del Periodista, aprobado mediante Decreto Supremo 20295 de 9 de mayo de 1984, dictado por el Presidente Constitucional de la República, Dr. Hernán Siles Zuazo, ninguna persona particular puede ejercer la profesión de periodista si no cuenta con el título profesional, en cumplimiento de lo dispuesto en la Ley correspondiente, y el que otorga la Universidad Boliviana. De darse el caso, esas personas serían enjuiciadas y pasibles a las sanciones que para el efecto prevén las leyes y demás disposiciones legales vigentes.

Un acápite aparte merece el trato al que ahora tienen derecho los colegas reporteros gráficos, a quienes se les reconoce el status de periodistas, en cumplimiento de la Ley 494 de 29 de diciembre de 1979 y el Estatuto Orgánico del Periodista. Antes de la promulgación de la indicada Ley los reporteros gráficos habían logrado su afiliación a los sindicatos de trabajadores de la prensa del país, pero aún así no se les reconocía como periodistas. Tal injusticia fue reparada mediante un capítulo específico contemplado en el Estatuto Orgánico del Periodista.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Crónica del proceso de profesionalización del periodista boliviano (Parte II)

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 6 de 8
La Patria en Expoteco 2019
Hazte fan de La Patria
      Hay 318 invitados en línea